CAMBIAR, AMAR Y RECORDAR…

Hacer un cambio en nuestras vidas es tan difícil como permanecer igual y seguir sufriendo, es tan difícil cambiar a lo que te has acostumbrado por tantos años: un amor, un grupo de amigos, una forma de besar, un carro, un cuerpo y hasta una forma de hacer el amor. Estoy convencida de que sólo cambiamos cuando el dolor de permanecer como estas, es mayor que el dolor de cambiar.

Los años van pasando y tenemos que ir olvidándonos de viejos amores, amigos, trabajos y carros, pero todo deja un sabor o esencia que evocas a veces con recuerdos o con olores. Todo este preámbulo es por que hoy acabo de oler el perfume de un viejo amor y fue como recordar en instantes lo que unos años atrás disfrute con gula, fue uno de esos viejos amores que no quieres que vuelvan pero, que cuando los recuerdas pasas la lengua por los labios y tragas con sensación y cara de estar satisfecha. No extraño sus brazos pero sí sus roces, no extraño su boca pero sí sus besos, no extraño sus palabras pero sí su curiosa forma de decir te amo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s