anécdota una muestra de humildad

OCULTAR TU REALIDAD SOCIAL

Cuando no conocemos la humildad desde que somos pequeños nos dejamos abrumar por lo poco que llegamos a tener. Ayer visite a alguien, la verdad una persona encantadora, su mayor preocupación y la de quien me invito fue que no me fijara al lugar donde entraba, a la casa donde vivía y las condiciones económicas. Nunca he tenido poses, de la misma forma que puedo cenar en buen restaurante, así mismo puedo hacerlo en un comedor muy modesto, mi formación más importante me la dieron mis padres, aprendí que no importa donde vivas, la gente siempre termina conociéndote y juzgándote como quiera, todo desde su propia posición. Quien es humilde admirara tu humildad pero quien es orgulloso disfrazará tu humildad y creerá sólo lo que su alma mezquina le permita pensar.

Ayer aprendí que la sociedad misma nos condiciona a negar nuestra felicidad y ocultarnos sobre un manto de reflejos contrarios a los que vivimos. No es posible que una casa se compare con la grandeza de tu ser. Si has mostrado a los demás tú verdadera realidad tendrás menos carga y menos mentiras con las cuales cargar, así los demás te van a querer por lo que han conocido de ti, no por lo que has mentido sobre ti.

Anuncios

3 comentarios

  1. MUCHACHA ESO STA MORTAL. TU TIENES MADERA PA ESO, ESO ES MUY REAL EN MUCHAS PERSONAS. SIGUE ESCRIBIENDO, QUE SE QUE TANTO YO COMO OTRAS PERSONAS QUEREMOS SEGUIR LEYENDO 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s