TRAGO, NOCHE, S…

Admito que me encanta, él es uno más del montón, pero me derrite sin hacer nada especial. A veces pienso que hay cosas que se dan sin proponérselo y otras que se provocan sin pensar. Su silencio, por instantes me confundía, pensé que era una respuesta de arrepentimiento, después me encantó estar a su lado, sentí que los dos estamos haciendo justo lo que tantas veces deseamos. Sé que por primera vez mi corazón estaba convencido de que no debía ni intentar enamorarse de este hombre. Se lo prohibí, pero me acordé que no escucha mis órdenes, se enamora cuando quiere y de quien quiere. Lo peor es que me dí cuenta de que no se había enamorado esa noche, sino que ya estaba enamorado hacía un largo tiempo, sólo esperaba mi autorización, no la dí, pero la noche, un trago, mi aprecio y encanto hacia ese hombre me hicieron amanecer: hoy con una gran sonrisa. La S del título es de sonrisa.

4 pensamientos en “TRAGO, NOCHE, S…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s