anécdota historia personal Hombres

LA OSCURIDAD


Cuantas veces has mandado a apagar las luces. Tememos estar a oscuras, y es una muestra de que hasta quienes más valientes se muestran son quienes más compañía y protección necesitan. Hasta para hacer el amor un gran porcentaje de mujeres exige que se apague la luz, por inseguridad, por temor o simplemente un terror a encontrarse con sus viejos temores. A qué dominicano no lo asustaron con el ¨cuco¨, personaje famoso que comía niños, y así hemos crecido con una inmensidad de temores. Los hombres deben sufrir mucho fingiendo ser muy guapos, cuando realmente necesitan unos brazos que les dén seguridad y no una boca que les diga –eres un hombre, -no debes sentir miedo, mujercita-, -no llores. Como le dije una vez a un amigo que me preguntó si apagaba la luz, le dije – tu comes con los ojos cerrados– si tu respuesta es sí, apágala. Cuando estés en la oscuridad piensa en tus motivos e intenta enfrentarte a tu propia oscuridad. Y verás que sólo hay oscuridad para quien no tiene ojos para iluminar sus instantes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s