anécdota historia personal

VOLVIO JUANITA…

Las poses las deje en la ciudad, llegué como la mujer que soy, autentica, sí a veces aburrida, otras veces encantadora. No me dio mi común ataque de timidez, ese que da ante un posible amor, eso me sorprendió. No me importo que pensara que soy muy confiada, que me enamoro fácil, que me gusta decir lo que siento, pedir lo que quiero y enojarme en cualquier momento. No me importo que se diera cuenta que no tengo complejos, que me amo como soy, que no quiero cambiar, que sonrió por deporte, que me intimida que me miren a los ojos porque pueden descubrir que soy frágil, ñoña, sensible y soñadora.
Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s