HACE NUEVE AÑOS

Llegue a la hora que acordamos, la azotea estaba muy oscura. En dos minutos escuche la puerta de metal, eras tú. Había mucha brisa, desde que te acercaste me besaste hasta que escuchamos un sonido extraño, era nuestro vecino, lo vi, pero preferí callar sólo así podría continuar nuestro beso, pero el sonó su garganta para advertirnos que nos había visto. Baje las escaleras feliz fue mi primer beso, sin contar lo de aquel juego en el que hacíamos girar una botella. Guarde ese beso como un secreto sólo hasta que ví a mis amigas, que por coincidencia eran tus hermanas, les conté y ellas no tardaron en bromear contigo, hasta ahí llego mi felicidad, juraste no darme más besos. Si todo fuera como en aquellos años que rico sería esperarte cada noche en mi azotea para darte besos y callar, sólo disfrutarlo. Que suerte, rompiste tu promesa, gracias a eso aun hoy recuerdo tus besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s