TOCANDO FONDO

Un día la vida me puso de cabeza, como si quisiera quitarme lo poco que me ha dado, sacudió mi cuerpo y calló lo poco que tenía. Esos golpes bajos los recibí con la humildad que un día pensé que no existía en mi vida. Hoy prefiero dar lo poco que tengo, aceptar las bofetadas y atreverme a poner la otra mejilla. Hoy camino a un lugar cualquiera en medio de un cansancio indescriptible y una tristeza enorme, le dije a papá Dios que no importaba cuantas dificultades me diera la vida, que no importaba cuantos me hayan dado la espalda y cuantos aun me cierran las puertas, aún así estoy agradecida de lo que he tenido en mi vida y aun de lo que perdido. Tal vez desde hoy hasta unos largos días me aísle de la gente que quiero, pero sólo porque no quiero que me vean triste, prefiero que me recuerden con esa sonrisa que siempre me caracteriza. Quiero unos meses sabáticos que me permitan limpiar esta cabecita llena de dudas y responsabilidades que a mis pocos años no me pertenecen, son de mis 40 y aun no han llegado. prefiero doblar a la izquierda y esconderme, a quedarme varada en el camino y estorbar la vía de quienes transitan por mi vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s