historia personal Hombres Instinto Femenino

REGRESAR A CERRAR LA PUERTA…

Hay relaciones que nunca se cierran, amores que un día empacaron dejando un zapato para volver a buscarlo un mal día. No les basto dejar huellas profundas, quisieron quedarse con un juego de llaves para no avisar cuando decidieran volver, sólo llegar como que nada ha pasado. Ayer me llamo un amor anciano, no por la edad, sino por los años que habían pasado. Su voz era inconfundible y mi memoria con números que he marcado por años es muy buena-conteste de inmediato. Este hombre y yo No hicimos ningún acuerdo para alejarnos, sabíamos que nos queríamos mucho, pero hay almas que si se une quedan presas-nos alejamos. Los dos sabíamos con certeza que unirnos nos llevaría a durar años, a amarnos con locura y esa misma razón nos separo, me daba mucho miedo perder la libertad que se cree tener bajo los efectos de la inmadurez. Me encantó escucharlo, fue el primer hombre que menciono aquella palabra, que desde esos días empecé a conocer, ¨Te amo¨. Hoy me alegra saber que dos alma no se juntan por casualidad, de él aprendí que el amor nunca se debe dejar ir, por temor a perderlo. Ayer cerré ese capitulo, hablamos horas y nos contamos tantas cosas que un día sentimos y no nos atrevimos a darle continuidad. Hablamos, nos reímos y al final quedamos convencidos de que el tiempo pasa y el amor cambia de forma, hoy sólo lo aprecio por haberme enseñado una palabra que hace años descubrí, AMOR.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s