FIAMBRE…

Un día nos convencemos de la habilidad que tenemos para defendernos. Somos entes sociales, pero cuando se trata de proteger nuestra integridad nos convertimos en fieras salvajes. Nuestro territorio y nuestros sentimientos son protegidos como una gran fortuna y cuando nos sentimos amenazados somos capaces de atacar con nuestras armas más letales. Nunca tuve que probar esa capacidad hasta ayer. Siempre supe defenderme, sólo tenía que ignorar. Pero ayer me hicieron desterrar todas esas herramientas para defenderme cuando tocan mi sensibilidad, nunca he sentido un desprecio grande hacia alguien por que no tengo la capacidad de odiar, ni mucho menos, mi alma hace amnesia general al día siguiente, esa actitud me ha hecho tener un corazón limpio, lejos de rencores y malos sentimientos, pero papá Dios compenso esa habilidad con hacerme radical, cuando dejo de admirar a alguien, lo bajo del pedestal y desde ahí sólo puedo ver lo común, el día a día, no hay magia, nada especial, fiambre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s