SOÑAR DESPIERTA: Novela 4/300 Páginas

 

 

Su rostro se veía feliz, un motivo más para sonreír, los recuerdos de aquel caballero habían movido las musas de Marce, tenia días que no escribía, ella solía descargar su soledad, en aquel país lejano, en sus escritos. Tenía unos días que había comenzado una novela a la cual pensó ponerle por titulo ¨ Crónica de una puta seria ¨, sí, ella es muy ruda en su peculiar estilo de escribir.

 

Su escrito comenzaba así ¨ Nací en medio del mundo y donde nadie sabe que es televisión digital. La mayor parte de mi vida transcurrió entre mimos, peleas y mosquitos. Crecí saludando a las putas de la esquina, ya sabia cual era la más cara, barata o enferma, así decían mis amigos. De esas mujeres aprendí muchas cosas, sobre todo lo importante que era para un hombre ser escuchado. Esas mujeres de ganas dulces en el día eran mujeres normales, todos conocían  su oficio, pero nadie las señalaba. En mi familia hubo putas, sí aquella tía que hace años murió, me cuentan, era más que eso… Es más según algunos un vaso de agua valía más que su culo…sí la tradición cuenta, algo aprendí de ese oficio…

 

Así eran los escritos de Marce, sólo en las letras dejaba atrás la tradición, el moralismo y esa mojigatería que su sociedad le enseño. Allí empoderada de las letras nadie podía detenerla, ella era tan autentica como quería.

 

(Alguien tocaba la puerta)…

 

-Hola Marce

 

-Hola Floren

 

-Hola mi niña, sólo quería saludarte y darte los buenos días.

 

-Gracias Floren, como va la mudanza de tu hijo

 

-Bien esta semana será tu vecino, así que estarás más acompañada

 

-Eso me alegra Floren, acá  sólo converso contigo los demás vecinos suelen ser muy encerrados.

 

-No te preocupes, con Albertino tendrás a un excelente conversador

 

-Eso me alegra.

 

-¿Deseas café?

 

-Si, sabes que es necesario en mi existencia

 

-Ya vuelvo… (mientras Marce iba a la cocina por el café  Floren observaba el hermoso espacio de Marce, era acogedor, las paredes color amarillo matizado con unas cortinas naranja, sus muebles iban a la perfección con esos colores eran unos sofá eclécticos con un tapizado de cuadros con todos beige y había varas de incienso que daban un toque exquisito a aquel lugar, en la mesa de centro de la sala habían unas bolas de madera, eran atractivas y todo el que esperaba en el lugar terminaba tocando las bolas, nadie resistía la tentación de poner sus manos sobre esas llamativas esferas).

 

Continua…

Anuncios

6 Comments

  1. Gracias por su apoyo, eso me da animos en este simulacro de buenos escritos, espero que para ustedes mi humilde intento sea un primer paso para ofrecer excelentes escritos, gracias por detenerse a leer y muchisímas gracias por dejar sus comentarios, esos que son mi impulso para dar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s