AMOR MADURO

 

 

Tu voz, ese tono masculino e imponente, esa misma que me enloqueció el día que te conocí, hoy después de meses de ausencia, escucharte renovó mi alma. Pensé que serias ese amor fugaz de jamás ni nunca, pero no, mi corazón volvió a latir con gran fuerza, pensé que ya no me inmutaría ante sentimientos fuertes, pero hoy reapareciste. Al escucharte cerré mis ojos y evoque tu olor, recordé esa pasión con la que besaba tus labios, esa fuerza con la que me lanzaba a tus  brazos, ese respeto que me impregnaba tu edad. Si, esos años demás me provocaban admirarte, y aferrarme a ti. Como recuerdo esos encuentros fugaces, pero llenos de pasión, de misterio y de orgasmos inolvidables. Pensar que fuiste tu quien se llevo mis primeras ganas, mi inocencia, mis innumerables preguntas y mi inmadurez obligada. Sin dudas que no fuiste ráfaga de viento que con el tiempo se olvida, fuiste como incendio que nunca deja crecer la grama, pues el olvido es imposible después de tanto quererte, disfrutarte y entregarte. Acá estoy acompañada físicamente, pero emocionalmente soltera, para ti, para revivir esos encuentros, para ser tuya otra vez, para no apartarme de ti, para volver a vivir.

Un pensamiento en “AMOR MADURO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s