anécdota Artículo Personal General historia personal Hombres Instinto Femenino Mujeres Vida Vivir Yo

LA CALLE DEL SILENCIO

Ella me pregunta que si no amarlo y que no le  guste es suficiente para alejarse, que si su ayuda se paga con sexo, que si los regalos no son sólo regalos. Si, él es quien puede ayudar, pero no a cambio de simples sonrisas. Lo sé estar con un hombre por su ayuda económica es lo mismo que venderse en un burdel. Aunque de la misma forma te vendes si lo haces sin que te paguen, si buscas sexo sin placer, si lo haces por puras ganas. Sentirte como una mujer ligera es tan fácil como hablar de tacto. Conozco de quienes por una meta han vendido su cuerpo, pero también conozco de quienes lo han regalado a precio de muchas gracias, de maltrato, de inconciencia y a cambio de nada. No creo en el pudor sin sentido, en la vergüenza ajena, en el pensar del perverso. Siempre he escuchado de boca de ancianas que las mujeres serias llevan las de perder y que las putas se divierten más. Hoy apuesto al momento, a la posición y al amor real, con pies sobre la tierra, con conciencia y hasta por pura conveniencia.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s