R.D.

Ahí estaba con la cara de nostalgia, con unos años más, con mi amiga de antaño, con mis sueños guardados y con un maldito cansancio. De eso mismo hablabamos, de la rabia que da trabajar todo el tiempo, más horas extras, terminar explotadas y a fin de mes no te queda un centavo para disfrutar unas buenas horas, es más llega fin de año y no se puede hablar de vacaciones suculentas, todo se limita a los mismo planes de siempre, al circulo vicioso de terminar diciendo un año más y seguimos en el mismo lugar. Esos planes de adolescentes ya se van perdiendo, algunos se cumplen a medias, otros son un simple recuerdo. Salir del país nunca ha sido un plan en mi vida, de hecho nunca lo he pensado con seriedad, pero es ahí donde me pregunto que tan sencillo es salir de donde las comodidades son más fáciles a donde todo te cuesta sudar el culo como manda la ley, trabajar hasta dejar el pellejo, para volver a República Dominicana explotado, si es que vuelves, porque casi siempre terminamos acostumbrándonos a ese país que muchos aman y que yo detesto hasta morir. Estado Unidos no es santo de mi devoción, de hecho el placer nunca me haría quedarme más de una semana y así muchos se van a buscar suerte, vejez y un cansancio que nunca pierden en las vacaciones. Prefiero mi país de políticos corruptos, periódicos comprados, cueros decentes, moralistas perversos y maricones disfrazados, este es el país que amo.

Un pensamiento en “R.D.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s