Sr. de edad…

 

Cuando las ganas tienen nombre ni un orgasmo cambia las cosas. No tengo ganas de hacer el amor, tengo ganas de estar con él, sí con él, precisamente con ese que me pone nerviosa, que me hace vibrar, que a su lado me eriza y pone de risas. Ese señor que provoca mis pensamientos más perversos, mis instintos más ocultos y destapa mi fiera interna. Si me calienta, me pone como gata en celo, aquí lo quiero, ahora y sin horas. Quiero sentir esas manos perfectas recorrer mi cintura, perdida en medidas imperfecta, que recorras mi pecho como si agarras la fruta más codiciada, que beses mis labios como si fueran a borrarse. Quiero enredarme en tu cuerpo, perderme en tu pecho y sentir tu sexo. Probar tu piel, lamer tus oídos, sentir tus gemidos.  Sólo eso es lo que quiero y como niña malcriada aqui lo espero.

4 pensamientos en “Sr. de edad…”

  1. Te pasa lo mismo que a mi. Solo que a ti te sera mas facil alcanzar tu sueno, porque el mio es totalmente imposible, ya que a el solo le gustan las mujeres. Es tan macho mi macho, que se que nunca lo tocare por lo macho que es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s