RETOZOS, RETAZOS y otros pedazos.

libelula

Cómo no sentir en el alma los despojos de amores perdidos, las marcas de los besos de olvido, de los encuentros efímeros. Cómo no recordar esos alborotos nocturnos y esas manos perdidas en caricia prohibidas. Cómo no rememorar ese cuerpo mojado por la pasión reprimida, esos placeres encontrados justo en mi almohada. Aquel rostro cual cordero embobado, esos poros erizados con mis roces, esas caricias que te hacen sentir como Mago Merlín. Podrás jurar que no me veras jamás, pero nunca podrás asegurar que me vas a olvidar. Un día me perdí en aquel cuento del castillo perfecto, me creí tuya, me sentí tuya y de eso jamás hubo dudas, lo que siempre marco la historia es que fuiste ajeno, te sentí ajeno y aun dudo si mis recuerdos son tan ajenos, como lo efímero de cada encuentro.

5 pensamientos en “RETOZOS, RETAZOS y otros pedazos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s