Sin olor, sabor ni color…

abstracto

Parecemos dos irracionales, que están fuera de las reglas sociales. No me importa si llamas o no llamas. No te importa si no marco tu número en días. Sólo nos une esa maldita afinidad de dos cuerpos en la oscuridad. Te gusta el sexo tanto como a mí. Contigo no hay temor, pides mi guía y me ofreces tus trucos. No entiendo si la pasión sólo es un pretexto que nos acompaña, para recompensar que estamos solos y que ahora como nunca queremos sentir el calor ajeno. Tus caricias las siento porque me excitan, en ellas no hay amor, ni aprecio, sólo unas ganas de sentirnos y olvidarnos después de cada encuentro. Me llamas y te llamo, nos parecemos tanto a algunos matrimonios en remojo, esos que después de años no conocen el sabor de un beso con amor, del sexo con deseos y de el te quiero sincero. No podría decir que admiro tus dotes de hombre, que lo sabes usar, que eres un encanto en la cama, resumo y sólo digo que es cuestión de ganas saciadas. Que traduces códigos, que aplacas mi fiera. Que en estos encuentros sólo practicamos un juego legal, para una adquisición certera, disculpa amigo, pero esto huele a matrimonio negociado y con previo conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s