Instinto Femenino

En el silencio de una playa

 paisaje_amanecer_caribe_1600x1200

 

Me he dado cuenta de que la marea me susurra al oído. Que estar frente al mar impulsa mis ganas de vivir y seguir. Que bajo depresiones activas detona los mismos mecanismos que el chocolate. Que la brisa fresca me hace soñar y que el olor a mar es orgásmico. Y vuelvo y comprendo que la marea regocija mi alma. Que estar ahí sana mis heridas y acaricia mi ego, aun este caído. Me encanta ver la pereza de las olas y el fluir del océano. Ver como la arena se vanagloria de su encanto y de sus poses sin cambiar. Como ellas se mueven con una coquetería indescifrable y como el viento me invita a reír y a suspirar para mis adentros cuanto vale vivir. Comprendo que es de noche cuando la playa hace alarde de su belleza, justo cuando la luna ilumina sus aguas y la marea vuelve a susurrar en mi oído.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s