y …

 

tantra

Y en silencio contemplo aquel encuentro. Sabes, hace mucho que soñaba con el roce de tus brazos, esta vez no lo hice con ningún intento de tenerte para mi, créeme que simplemente quiero disfrutarte, sin mezquindad, sin poseerte, sólo dame la oportunidad de seguir estremeciendo mi cuerpo con tus roces, de suspirar de deseo bajo tu sexo y de aplacar mis ganas en los brazos de un hombre que casi llego amar. Permíteme borrar mis heridas con tus besos y curarme con tu cuerpo. Ya no puedo enamorarme, pues lo estuve y aun quedan vestigios. Mi mejor encuentro desde que me aleje de ti, sin temor a vanagloriarte puedo decir que una vez más uní ganas con amor y sí lo admito el sexo es mejor. Me encantas y quisiera hacerte el amor todos los días, pero lo sé, será de a poco y en dosis bajas. No te imaginas como alivianas mi ser, me seduces sin mirarme y me excitas sin tocarme. No te has dado cuenta que te miro de reojo y cuando volteas te contemplo como si el morbo me fuese obligado, verte de espalda me provoca malicia. Despiertas mis instintos salvajes. Me dejas con ganas y no me canso ni de besarte, ni de tus roces. Poséeme sin dudas, pues soy tuya aunque me aleje, mientras no encuentre otro puerto este corazón sentirá por ti. Como quisiera borrar algunos momentos y ubicarte en mi amor de encuentros, me gustaría no haber manchado nunca esta historia, aun seria mejor tenerte como amor de instantes, que como amor que pudo y no fue, te adoro, más de lo que puedas imaginar y más de lo que puedas sentir en cada encuentro.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s