Un adios desde el mismo lugar…

Y aquel día deje de hacerme la victima, comprendí que si de verdad conozco la frase “amor así mismo” no merecía estar ahí. No fue fácil decidirme y empacar mis emociones y mis sentimientos. En medio de la plenitud me había decidido a olvidarlo, aunque sabia que en algunos momentos iba a intentar recoger mis pasos y volver hacia atrás. Quizas hice lo correcto, limpie mis heridas en esos encuentros, le hice saber a mi alma que aquel hombre no era lo correcto para mi.

Y mi Corazón termino por comprender que una vez más se había equivocado. Use la misma medicina que me hizo atar a él. Alimente mi memoria en esos encuentros, para vivir de los recuerdos. Entendí que pase de lo normal a un amor patológico, ya no era amor, era algo peor. Me retire con la frente en alto y el corazón frisado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s