SÍ.-

marte

Cuantos años sin saber vivir. Haciendo de buzo en la basura de la vida. Meses sin saber que para disfrutar una compañía el respeto y el amor son indispensables. Sin entender que el amor de un solo lado es una mesa coja que se cae en cualquier momento. Cuantas horas perdidas en encuentros vacíos. Nunca nadie me había explicado que era la plenitud, la confundí mucho tiempo con otros sinónimos, engaño, orgasmos, mentiras y encuentros. Y hoy más segura que nunca comencé por renovar momentos, no para restar a mi paz, sino para cerrar capítulos. Volví a llamar a viejos amores sólo para darles las gracias por haberme dado lecciones, por haberme enseñado a madurar. A otros por ayudarme a definir la mediocridad, la infidelidad, el descaro. Algunos debí decirle que no me importaba lo que había pasado, en fin todos me han hecho la mujer que soy. El universo ayudo a que mis errores se convirtieran en motivos para reconocer que era lo que quería en mi vida. Hoy sin saberlo todo, sin ser perfecta, sin conocer el amor, me siento plena. Nunca había saboreado de cerca el sabor de disfrutar mis instantes, de amarme, de no querer nada que me haga daño. Hoy sin premuras y sin excusas me atrevo a decir que soy feliz, en medio de la mezquindad de algunos y la autenticidad de otros.

Un pensamiento en “SÍ.-”

  1. Realmente asi me siento yo, talvez no he aprendido las mismas cosas o estoy clara como tu, pero realmente ahora aprendí a disfrutar de mi soledad y eso me da bastante confiansa en mi misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s