En tu boca… o entrepiernas

 

pareja_desnuda

Hacia días que esa cara picara y ese cuerpo tonificado me volvían loca. No sabia que me gustaba de él, tampoco imagine que terminaría fascinada con su boca. Él con esos cuadritos bien marcados y ese cuerpo de modelo me ponía nerviosa cada vez que se ponía de espalda. Mi coquetería a veces es tanta que los hombre terminan encantados y no conozco el motivo. Esta vez mi picardía trabajo sola, hoy fue uno de esos días en que la euforia de los ejercicios te mantienen activa y las ganas guardadas te despiertan los instintos. Hablamos unos minutos y no contare toda la historia… Ahí estábamos besándonos como si nos quisiéramos comer, esa pasión que desatan los cuerpos, ese morbo que provoca estar a escondidas, en pleno parqueo nos tocamos tanto que puedo dibujar su cuerpo en un lienzo, esa suavidad de sus manos, esa euforia de nuestros cuerpos, ese misterio de probarte y esa energía que me provocas. Cinco orgasmos continuos, no lo podía creer, sus manos me moldearon como perfecto artesano, como decir que cierro los ojos y evoco ese olor de su entrepiernas, ese sabor de sus labios y esa suavidad de sus manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s