MI 28 Y PICO…

zona%20de%20locas

Como ciego que no quiere ver, así estoy, como pájaro en limbo y como barco hundido. Con esta maldita costumbre de no cerrar capítulos en el amor, de volver con un ex cada vez que acabo con un recién conocido. Vuelvo como la gata de María Ramos, que tira la piedra y esconde la mano, con la misma pregunta y al mismo ejercicio. Hacerle el amor, una vez más a él, si a ese mismo del cuál sigo enamorada y que no encuentro el maldito modo de olvidar. Pero resulta que él no es el único. También cuento con un arsenal de amores de almacén que mantienen abierta la cuenta emocional de esta imberbe del olvido. O no, mejor cambiare el mote, me gusta más diabética emocional. Es que no acabo de aprender que puedo vivir sin un él, o sin un ser masculino viciado por sus mañas y repleto de defectos. No, no hay quien me haga entrar en razón. El manicomio le queda chiquito a la cantidad de locos que han pasado por mi vida. Bueno que conste que nunca he dicho que yo sea cuerda. Es más pensándolo bien creo que todos a lo largo de nuestra vida llamamos locos a los que locos no están y cuerdo a los locos se pusieron.

4 pensamientos en “MI 28 Y PICO…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s