Ya te vas, y no me he despedido.

Ella no tiene nada de diferente entre tú y yo. Ha vivido como todos con altas y bajas. Rara vez deje de ver una sonrisa en su rostro. Como toda mujer siempre vivía de la coquetería, de esa presunción que nos distingue a muchas. Ella era como cualquiera  de las mujeres que puedes encontrar en un carro público. Bendecida con dos hijos y amada por su marido.

Sus hijos desconocen que ella está en esa cama de sábanas blancas por un motivo preciso. Que sus parpados han ennegrecido por el cansancio de la enfermedad.

Te veo tirada en esa cama de media plaza , de hieros blancos y oxidados , usados por el cuerpo de algún alma que probablemente ya no está en este mundo.  Me entristece verte, pero más me entristece ver el dolor de los tuyos. Ver como quien entra a esa habitación sale con la cara mojada de tanto llorar.  Me resisto a dejar caer esas lágrimas que hace rato me atormentan. Me niego a dejar fluir esa tristeza que me estremece.

Pase mis manos por tu rostro y no pude evitar dejar bajar las primeras lágrimas, ver como tu piel ahora era más pálida y como tu cuerpo se quedaba inmóvil, hasta que llegaba el dolor y te revolcabas como queriendo gritar con cada movimiento. El corazón se me volvió un nudo y me desplome ante la idea de tener que asumir que lo que te esta matando es un cáncer de mama, en fase terminal, que no se cura, que está dentro de ti y de millones de las que comparten mi género. Soy tan débil ante el dolor ajeno, el sufrimiento de otros debilita mi paz.

No hay vuelta atrás, no hay pero que valga.  Está enfermedad suele ser más agresiva en las mujeres jóvenes. No esperemos el último momento para hacer un chequeo, querernos es parte de cuidarnos. Hoy tal vez yo este triste por que alguien que lleva mi sangre esta en un hospital público muriendo de cáncer, pero tu tienes la dicha de estarme leyendo, acude a tu médico y si eres hombre lleva a tu mujer, no esperes que un artículo como este sea el recordatorio de la muerte de un ser extremadamente querido.

P.D. Mi solidaridad a todos aquellos que han estando de cerca a esta enfermedad.

Anuncios

2 Comments

  1. La sensacion que experimentas cuando un médico, con una prueba de laboratorio en sus manos, te dice “usted tiene cancer” , no es describible:
    1- El mundo se cierra
    2-El piso sobre el que estas parado, desaparece
    3-El aire tiene un sabor amargo en los pulmones
    4.-Cambian inmediatamente todos en la manera de tratarte.Parecería que eres un vidrio en constante temor de romperte al menor golpe de la brisa.
    5- Todo elque puede te trae remedios maravillosos y naturales que “son un cuchillo”, algunos de un pesimo sabor.
    6’Te llegan todas las recetas y recomendaciones: hacer ejercicios de Tai Chi Chuan, Respiración reflexiva, Yoga en sus modalidades, Chi-Cum y muchas otras formas saludables de mantener el cuerpo.
    Pero al final quedas solo con tu tumor. Te acercas, te haces su amigo, compañero de una ruta de la cual no sabes como terminara.
    Confianza,
    Esperanza.
    Templanza
    Silencio.
    Aguante,
    Fe.
    Son las formulas no magicas del trance.
    JOSE RAFAEL SOSA

    1. Mil gracias José, es deducible que estas palabras han sido de un ser humano que ha pasado un proceso de cáncer, pero que hoy gracias a Dios podemos tener con vida, y lleno de ganas de contar a muchos lo que pudiste vivir y superar, un abrazo y gracias por este valiosísimo aporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s