Silencio, no quiero ruidos.

Creí que lo había superado. Las perdidas me enseñaron a huir, no en vano visité aquella Montaña cinco años seguidos de mi vida. Me escapaba para no volver a sentir que él no estaba cuando llegaba mi cumpleaños. Y así volvía a huir por la izquierda cada vez que no encontraba la forma de resolver mis conflictos. Me senté varios años en el diván de esa rubia de lentes pequeños, mi querida psicóloga, sí la he visitado muchas veces. Por que sola nunca aprendí a sobrellevar algunos sentimientos que eran más fuertes que yo. Pensé que este año me traería muchas cosas buenas, pero comenzó con el pie izquierdo.

Volví a sentirme esa niña que esconde el abandono en algún rincón de su memoria, que aún no controla su impulsividad, que odia los conflictos. Esa que se metía en su mundo irreal cuando escuchaba peleas, porque odia que le sermonen. Esa misma que hoy volvió a la vieja costumbre de huir para no enfrentar. Llevo la mirada perdida desde hace días. A veces juzgamos a los demás sin preguntar que pasa por esa cabecita. Se me ha olvidado la sonrisa profesional, ya ni ganas de fingir una carita feliz persiste en mí. Prefiero mostrarme tal cual estoy, triste, sin ganas e impotente ante todo. Sin musas. Sin ganas de pensar que tengo que publicar. Sin intención de sonreír antes de contestar el teléfono, para que no me pregunten que me pasa. Sin más, no tengo ganas de nada. Mis ilusiones de niña se pierden en este insípido e imprudente mundo de adultos. Días como hoy me siento sola y sin querer compañía.

Imagen tomada de Google.

3 pensamientos en “Silencio, no quiero ruidos.”

  1. Primero fue la perdida de mi madre, de mi compañera, de mis amigos y de mis hijos.
    Mi corazon se endurecio, pues como hombre, son solo bagatelas. Mas tarde el silencio, el almuerzo solo, el cafe’ solo. La falta de amor me doblego.
    Ahora veo que hice mal y quiero cambiar todo esto. Nacer de nuevo?
    Todos necesitamos de todos.

    1. Te entiendo, pero creo que la soledad hay que mostrarle el camino de salida, si solo aprende el de entrar tocaremos fondo mas alla de nuestros limites. Te deseo que tengas el corage de salir de esto, de quererte mas, de nacer de nuevo y arte cuenta cuanto te necesitas a ti mismo, eres la unica persona que nunca se va a abandonar, un abrazo fuerte y me gustaria volver a saber de ti, y saber que estas mejor.

  2. Creo que todos nos hemos sentido asi en algun momento pero la verdad el pasado eso es y sabras que aunque queramos revivir los momentos vividos nunca seran lo mismo talvez parecidos pero nunca tendran el mismo sabor…aveces es mas facil vivir de ilusiones por que la realidad es muy dificil de enfrentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s