Consoladores

Hay hombres que son como los consoladores sólo los buscas cuando necesitas placer. Son hombres discretos que han decidido ser utilizados por ti y que no se oponen. Que se mantienen cómodos desde su posición sin responsabilidad. Son desinhibidos, te ayudan a probar todo lo que quieras desde la última posición del kamasutra hasta la última mermelada de la tienda erótica de la esquina. Suele ser un hombre elegante, picaflor. Son una especie de vibrador para mujeres que no quieren compromiso, para esposas insatisfechas o para amas de casa frustradas o deprimidas. Su número no se guarda en el celular, te lo sabes de memoria, o lo guardas con nombre de mujer. Es un hombre con una posición económica acomodada, en los encuentros él paga todo incluyendo las botellas de vino.  No importa si tiene pareja, pero su oficio de acompañante ocasional es un secreto entre él y sus amigas. Las mujeres que le marcan están más deseosas de su oído que de su sexo. Quieren hablar.  La indiferencia de los maridos, la edad de las solteras o la frustración de la falta de sexo apresura el ring del teléfono.  No siempre habrá sexo, pero la cara de ellas es de satisfechas, salen felices, desinhibidas y con una sonrisa en la cara, ellos también existen, nuestra versión masculina de consoladores humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s