experiencias Fruto de una conversación masculina General Instinto Femenino

A escondidas, upsss.

Google

Por: Hilda Arzeno

Ayer mientras me dejaba caer los brazos del amor y me reía a carcajadas como es de costumbre él mi nuevo amor, mencionó aquel tema de adolescencia prohibido para las mujeres, pero encantador para los hombres. Su majestad la masturbación de adolescencia, esa que a nosotras nunca nos permitieron socialmente, esa que quedaba con el permiso en la conciencia sólo para varones. Esa que se daba hasta con los roces en pleno baño. Esa que aún con todo y liberación femenina llena de culpas a algunas y sonroja las caras de otras. Esa que he aprendido a disfrutar en la nocturnidad de mi habitación, en la soledad elegida y aún la que se da en plena compañía. Sí, esa misma satanizada masturbación. Por no decir que hace tiempo existe en algún rincón un vibrador morada que casi coge tela de arañas en mi closet, pero que espera ante la primera oportunidad de necesidad para ser usado, porque no le temo, porque el auto placer ha sido una de las mejores excusas que tenemos para aumentar el misterio, para hacerlo a escondidas, para sonrojarnos y seguir creyendo que por dignidad preferimos tocarnos aunque no lo digamos.

Y ni hablar esa misma que nos hace compañía cuando nos unimos a un simio que sólo piensa en su placer, que nos deja con ganas, que en su entrepiernas no hay nada. Sí ese placer a escondidas, el que compensa la falta de orgasmo, de emoción, de pasión y porque no de gemidos. Justo en la media noche, cuando no hay ruido, cuando me acompaña el silencio de lo escuro, una almohada disponible y un cuerpo desnudo, es cuando mejor descubro el placer de mis dedos y los roces perfectos.

Anuncios

5 comentarios

  1. En realidad no creo que ni los masculinos ejerciamos la practica de la masturbación libremente, tambien era satanizada para nosotros.

  2. Algunas personas ven esto como malo,degenerado y si le comentas algo,oh por DIOS,se mueren de la pena tu estas loca de seguro,dicen.Bueno de locos poetas todos/as tenemos un poquito,lo que si es me gusta disfrutar de mi cuerpo,sin pena ni gloria, ya sea sexo,o de mi misma compañia. Un saludo hilda,siempre entro a leerte,buen post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s