Así llega el desencanto…

Image and video hosting by TinyPic

Por: Hilda Arzeno

Los asuntos de seriedad nunca han sido mis preferidos, pero como dice mi abuela es tiempo de asentar cabeza y llevo años intentando una relación de pareja donde el aburrimiento no haga presencia, donde la monotonía no abrume mis sentidos y donde el cansancio no se convierta en la excusa maestra para mutilar la pasión.

Es difícil lo admito, hay días en los creo que el tedio conspira ante el amor. No he aprendido la regla para postergar, para cancelar encuentros por cansancio, rechazar orgasmos por dolores de cabeza con trasfondo de mentira. Pero eso es comùn a muchos de los que se han cruzado en mi camino.

Y hoy me pregunto si existe ese ser que me mantendrá con la pasión activa aùn lleguen mis canas, aùn aumente el grosor de mis caderas, aùn empeore mi carácter y se crezcan los surcos de mis mejillas. Y si ese mismo será capaz de amarme sin cambiarme por una de veinte cuando yo alcance los sesenta, o no olvide darme un beso cada día sin importar que los años nos conviertan en hermanos.

Como pedir tanto si apenas en unos meses la cotidianidad va opacando, como entender que la pasión es de dos. Que un aburrido aburre y que la energia de uno no siempre se le pega al otro. Como exigir cuando los poblemas quitan las ganas, cuando lo económico desvanece orgasmos. Y vuelvo y me pregunto el amor estará vinculado al tamaño de tus ingresos. Como amar cuando a esa palabra se interpone algo que la inteligencia emocional aùn no ha logrado: desvincular crisis de pareja.

Aspiro a poder amar a un hombre que no se deje guiar por la presión, que ante la dificultad me pueda pedir ayuda sin sentirse débil, que pueda ser humano y desvincularse del machismo. Hoy sólo quiero amar, pero sin peros, sin cuentos, sin excusas. Quiero un hombre que sepa que la diferencia entre la soltería y el compromiso es el apoyo. Una pareja es un soporte ante la duda, una inspiración en medio del caos y una excusa para seguir cuando están todas las ganas de abandonar.

Anuncios

4 Comments

  1. Buehhh la verdad es dificil peroooo es asi muchas veces los problemas opacan todo lo otro…me gustaria pensar que es asi que el amor podria triunfar pero en poco tiempo me voy aburriendo de las cosas….jummm k fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s