Entre Teclado y Teclado

Google

Por: Hilda Arzeno

Y creer en el amor implica censurarlo. Quienes son infieles lo son porque se han enamorado de alguien o es porque creen en el amor. Están quienes se casan exentos de volver a sentir lo que una vez sintieron. Deberían quienes se casan anular sus ganas, sus sentimientos y solo sentir por el ser a quien juraron amar. Sin dudas que la tecnología es un arma poderosa y silenciosa para hablar de asuntos no fieles. La infidelidad emocional en un principio era en tertulia con un buen amigo, más tarde en conversaciones telefónicas y hoy con el apreciado chat. Ahora es más fácil encantarte y excitarte por la red, mientras se saltan las barreras del anillo en el dedo anular de la mano izquierda. Es mejor ser casado y creer no ser infiel mientras las tanditas de sexo cibernético te dan un respiro en la cotidianidad de un matrimonio. De manera errónea creemos que porque no haya sexo no hay cuernos. Sin embargo estas conexiones en la web pueden ser profundas, apasionadas, intensas, aparentemente invisibles, pero carnales en potencia.

Creo que un placer pequeño es el causante de placeres inmensos. Los jueguitos en la red siempre terminan provocando cercanía. No los criticaré, pero me preguntó después de escuchar todos los encantos de un ser, en la magia del misterio de no ser visto a los ojos, después de desbocarte contando todo por un chat, después de descubrir el morbo que provoca estar desinhibido, que más se puede querer. Es precisamente ese estado de complicidad el que se busca en un encuentro. Sin dudas que coquetear jamás será una actitud inocente.

Y qué pasa si hay que buscar culpables, si el internet nos lleva a un encuentro prohibido. Si sólo  tú y yo sabemos que hemos roto las reglas, que nadie más se enterará. Cuántos de nosotros hemos tenido un tanda de cibersexo, y si te pregunto has sentido algún grado de excitación, serías tan mentiroso/sa si dijeras que No, entonces los jueguitos en la red no son jueguitos son realidades en medios diversos, pero con los mismos resultados. Amo la red, me gusta jugar, pero le gustará a tu pareja saber qué clase de conversaciones mantienes entre teclado y teclado.

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s