GAY-LESBIANA-YO-TU-NOSOTROS

Por: Hilda Arzeno

Hay defensas que se asumen sin pensarse, porque simplemente son sentidas. No soy homofóbica, de forma natural he creado una defensa a quienes de forma innata o por coincidencia han preferido en su vida esta conducta. Tengo buenos amigos y amigas que son homosexuales, que me resultan igual de valiosos y dignos que todos mis amigos, pero hablo por mí. Cada vez que tengo que salir con algunos debe ponerme la navaja en la boca para algunos, porque el rechazo es instantáneo, algunos me dicen “cuidado contigo”. Poco me importa que me crean lesbiana. Tengo buenas anécdotas, una vez salía con una amiga a todas partes discotecas, café, tiendas, y después de unos años nos alejamos y abandonamos la amistad. Hace dos años alguien me pregunto que como estaba mi amiga lesbiana “fulana” me extraño tanto el comentario, pero atiné a preguntar y me sorprendió que me dijeran que siempre pensaron que yo era lesbiana porque era la única que salía con esa chica. Pero también recuerdo mi segundo año de universidad me corte el cabello muy corto y todos me hacían la misma pregunta “eres lesbiana”. Casi nunca contestaba. Otorgaba la respuesta, que pensaran cualquier cosa, total al final mi preferencia sexual no era un referente para ser o no ser alguien.

Me hala de las greñas tener que callar a alguien cuando habla mal de alguna lesbiana o un gay. Creo que la discriminación es injusta, pero sobre todo estúpida. Creo que si mi preferencia fuera por las mujeres me dedicara a vociferar mi condición pues creo que la ignorancia hace más mal que bien. Este fin de semana estuve en un taller de Turismo para Comunicadores y alguien comentaba que en Cabarete hay muchos hoteles para pùblico homosexual, me intereso esta información era algo que no sabía, pero me enojo la cara de algunos que preferían que se cambiara de tema, como si estuviéramos hablando de alguna patología. Alguno de ustedes tal vez tenga algún homosexual como amigo, como primo, como vecino, como conocido o como amigo de un amigo. Y un sí ante cualquiera de las opciones anteriores me hace pensar que todos estamos conscientes de que esta realidad es cercana, que no la podemos obviar, que nos puede tocar, que mañana uno de nuestros hijos nos puede decir “mamá soy homosexual”.

Todos en algún momento hemos dicho alguna frase despectiva sobre un homosexual o nos hemos burlado de alguno. Así mismo como lo hacemos de los enfermos mentales creyéndonos el cuento de que esas cosas no nos tocaran jamás a nosotros. No crea usted que valga buena educación, clase social, calidad moral, ni ejemplos perfectos de familia, esas cosas no cambian la realidad. Ser hombre o mujer viene definido en tu ser y tu fomentas el que te domina, el que mueve tus instintos, el que has decidido. Como no soy moralista ni mucho menos fanática, no me da la gana de excluirlos, de seguir principios moralistas para ser excluyente y discriminar.

Creo que el rechazo va  acompañado de las expectativas que hacen los padres o los amigos de ese varón o esa mujer, de esos prejuicios sociales esparcidos como polen por toda la ciudad, de ese discurso de la iglesia que se encarga de subvertir todo.

Aceptar nos acarrea más paz, que desbaratar. Debemos ser parte del cambio porque lo que no se trasforma se atrofia y la sociedad ha cambiado, no solo hay hombres, hay mujeres, hay niños, hay envejecientes y hay homosexuales. Miles de mujeres y hombres  pasan en este justo momento por la difícil tarea de cambiar sus parámetros, sus prejuicios, sus esquemas porque deben aceptar que su hijo o hija es homosexual. No somos quien para juzgar o limitar la identidad sexual de nadie.

 

P.D. La homosexualidad no es una enfermedad, la homofóbia sí.

6 pensamientos en “GAY-LESBIANA-YO-TU-NOSOTROS”

  1. Ohhhhhhhhhhhh sii! Ya sabes Hilda..! Estoy contigo, es increíble que la gente en este siglo sigan queriendo tener una venda en los ojos, cuando la realidad es más que obvia y todos la conocemos.

    No debería existir ese espanto, ese temor, ese rechazo hacia personas que se atraigan siendo del mismo sexo, qué diablos!, si se quieren qué!…

    Y con todo respeto considero que a Diosito se le pasaron muchas cosas a la hora de crearnos, Él nos hizo, Él nos dio vida, pero asimismo, Él nos pone los caminos a elegir y punto. Cada quien lo elije a su gusto, ni modos, y cada quien sabe por qué lo hace y todos los demás debemos aceptar y seguir nuestra vida, que a puesto no es tan perfecta como para andar criticando y tachando de malos a los gay o a las lesbianas, si incluso el mismo hombre o mujer como tal tienen defectos, hacen cosas peores que alguien que sienta distinto.

    Saludos!!
    =)

  2. La homofobia es una enfermedad que mientras van subiendo las nuevas generaciones, se va desapareciendo pero como sociedad tercermundista que somos y con 200 años de retraso social, es de esperar que aquí sean un poco mas cerrados a esta situación. No digo que las iglesias de otras naciones la aceptan, pero más bien es un tema tabú. Recordemos que la Biblia fue escrita por Hombres y hay muchas cosas que los puritanos no comprendían y por ende lo tachaban de herejía o pecado y generacion tras generacion eso ha ido desencadenandose. Cada quien es dueño de sus propias acciones y de su vida. Pero si es triste como hay familias que echan a un lado a una persona que “Salga del closet”. Por ello es q todavía hay muchos secretos a puertas cerradas respecto a la homosexualidad sin tomar en cuenta que estas personas por su estilo de vida son mas honestos y menos “enfermos” como los tachan que muchos que tratan de aparentar alta moral y ser hombres y mujeres de bien socialmente hablando. Hay que dar a nuestros hijos mas aceptación de las cosas y de todo el tipo y variantes de personas que existen en nuestro mundillo. Al fin y al cabo, solo tenemos este y hay que compartirlo.

    Buen post 🙂
    Feliz Día.

  3. Hola es la primera vez q comento pero este tema me toca mucho y no porque sea lesbiana soy completamente heterosexual pero me molesta mucho la discriminacion hacia estas personas y no es que sean diferentes simplemente tienen una preferencia sexual distinta, son totalmente normales y a veces resultan ser mejores personas que un heterosexual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s