Instinto Femenino

Tragos, viernes bohemio…

Por: Hilda Arzeno

No es fácil encontrarse con las musas en medio de la cotidianidad y el trabajo excesivo. Pero aquí estoy en un bar bohemio de la ciudad esperando por un señor. Sí de buenos modales, algo tradicional, pero con un no sé qué extraordinario, su risa me desarma, su mirada me inquieta, pero que va me duplica la edad, pero me gusta. No sé si haya algo de malo en eso, pero justo ahora me cuestiono cuál es el karma o el fetiche con los amores mayores o será como dicen los psicólogos algún conflicto no resuelto o me llevo de Freud y creeré que es alguna etapa no vivida. Pues no importa la razón prefiero el día a día,  la plenitud de los instantes, obviar la doble moral, aquí sigo esperando que el llegue, hoy viernes me conformo con tres tragos que sean dulces, con un beso apasionado a mi encantador señor o con una mirada picara de esas que no quiero que aumenten expectativas hasta que yo lo decida. Esta vez quiero disfrutar pero sin prisas, el fin de año me pone bohemia en exceso y con cara de puta que completa el cuento. Precisamente en esta fecha reviven los amores muertos, los compromisos no cerrados, las deudas pendientes, los encuentros mutilados y se asoman las ganas que no han caducado. Siento que mi yo revive en el invierno. Creo que las musas solo en este tiempo no necesitan ni alcohol, ni sexo, ni encuentros, basta respirar, reírme estruendosamente, oler un hombre que me guste y guiñar el ojo en señal de complicidad.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s