La sutil esencia de la cobardía…

Antes desconocía algunas diferencias que a pulso he tenido que entender. Que la diferencia entre un hombre y una mujer no son unos testículos, sino una actitud que puede estar ausente aunque parezcas un machito. Que entre las promesas y las realidades hay una línea fina que divide el hablar del accionar. Entendí que el amor es débil cuando las carencias aprietan, que de nada sirve una actitud positiva si la inercia te domina. Entendí que las mujeres autosuficiente siempre lo hemos sido por necesidad y que cuando queremos delegar nos enteramos de si quien esta al lado tiene pantalones o unas tangas en su lugar. Entendí que el toro nunca pierde su fuerza aunque le digan que se calme, que confíe, si de atacar y responder se trata la naturaleza surge aunque tengas que morir. También entendí que la cobardía es capaz de paralizar y que el tiempo se acaba y sin dudas si no es la vida son las etapas quienes un mal día te sorprenden con un GAME OVER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s