CONVIVENCIA

Alguna vez te has preguntado que ofreces tú cuando exiges. Nunca antes me detuve a pensar si ofrezco más de lo que recibo. Hace días que ando entre el mal humor y pensar demasiado las cosas.  No me gustan las situaciones complicadas, soy medio cobarde, prefiero huir de las cosas que me dan mucho trabajo. En estas horas de catarsis humorística me he preguntado tantas cosas que ya veo que el 2012 me encontró con muchas dudas y pocas respuestas. He hecho malas elecciones en años anteriores y este tal vez no este exentó, pero me encontró precavida, predispuesta y con un ánimo de armonía exagerado. Sólo estoy dando lo que recibo, soy tan buena o tan eficiente como es el otro conmigo, tal vez esta sea una actitud de niña malcriada, ya lo sé sí es por comportamiento que  los reyes nunca me dejan regalos. También me subí a la ruta de los NO solteros, tengo pareja, un hija que viene en camino y un dilema entre lo que me contaron que era la convivencia entre pareja y lo que es en realidad. Estoy en esa línea media donde me toca evaluar de forma racional al otro, donde me pregunto si estoy con el hombre indicado o si aún a estas alturas se aceptan los sapo para seguir probando, la verdad sigo perdida, entre mis preguntas y las respuestas que no sé quién me las dará. Otro aspecto que jamás probé de forma vivencial fueron esas particularidades de como actuamos las mujeres y los hombres ante las discusiones, comprobé con exactitud como un encuentro sexual no se dá cuando en nuestro mundo femenino hay un problema no resuelto, una conversación a medias o un enojo en reserva, en cambio ellos siempre actúan de la misma forma, te quieren hacer el amor como que sientes por la vagina y es que nadie les ha dicho a los varones que nuestros órganos sexuales realmente están en el cerebro. Hay tantas cosas que haces por el otro, sólo para agradar, para parecer buena ama de casa, para que él no diga que eligió mal, para que no te compare con la ex o con mamá y así las mortales mujeres intentamos ser súper women pero es casi imposible, ahí mismo nos sentamos y nos damos cuenta que nuestro príncipe ofrece poquito para la larga lista de requisitos que teníamos antes de conocerlos y que olvidamos después de amarlos. Por lo visto la verdad es que del ciento por ciento de nuestras expectativas terminamos obteniendo un 25 por ciento y hasta ese es negociable. La convivencia no es nada fácil, un día despiertas y después de una tanda de sexo matutino crees que estas con el hombre perfecto, a la semana siguiente después de algunas metidas de pata de origen masculino se te olvidan los demás encuentros y te acuerdas de que la bestia duerme contigo, un día lo amas y otro lo detestas, un día te parece un caballero y otro día ladra como un perro, convivencia, convivencia, que pendeja esta la gente que dice ¨estoy felizmente casado de una persona perfecta¨, imagino que ha de tener la nariz muy grande por tantas mentiras, nadie me dijo que libro comprar para aprender la palabra mágica ¨CONVIVENCIA, sí coño convivencia¨.

2 pensamientos en “CONVIVENCIA”

  1. Comparto tus pensamientos…en un espacio en donde se respira pensamiento,poesía,amor y profundidad.Me encanta este rincón.Te seguire sin lugar a dudas.Te dejo invitación a que me visites.Un abrazo fraternal desde Chile.

  2. Estoy felizmente “emparejada” con una persona imperfecta, que después de 5 años no deja de sorprenderme y de ponerme a suspirar como una quinceañera. Amo mi convivencia con sus buenos y no tan buenos momentos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s