Instinto Femenino

12732894012698

Imagen

Cuando lo conocí no andaba buscando un marido. No llego, no fue presentado como príncipe, ni siquiera puedo decir que el azar conspiro. Andaba buscando ansias, saciando el deseo y creyéndome la adolescente a la que jugamos todas cuando las hormonas se revolotean. Así el paso a ser una más de la lista de machitos que creen dar con una presa fácil y de consumo sin compromisos. Con los años he ido entendiendo que el síndrome del cazador va matizado de varones inseguros, manipuladores y diabéticos emocionales. Seres que no saben más que hacer uso de su falo en cual orificio disponible se le dé cabida. Y fue después de mucho andar que me di cuenta que ellos terminan con peores resacas morales que nosotras, porque a conciencia sabemos buscar encuentros y jugar con las emociones, por pura costumbre, en cambio cuando ellos juegan y deben marcharse con la manos vacías, resulta que no eran príncipes sino peones, no usaron fueron usados. 

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo siempre lo he dicho desde que comencé a tener relaciones. Cuando veía a un chico haciéndose el machote y diciendo que yo me he acostado con tantas en una semana y bla bla bla, me hacían mucha grácia y más cuándo le decía que no chulee tanto ya que la mujer, de toda la vida, si se abre de piernas es por que ella lo decide, no porqué el chico sea guapo, simpático o tenga dinero. Son las mujeres quienes lo hacen, quienes jueguen hacen y dejan de hacer, el hombre por así decirlo, es un jueguete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s