A dieta: cero hombres carbohidratos

Hoy pongo a dieta mi corazón. Ya no quiero más amores de golosina que endulzan y dañan al mismo tiempo. Hace tiempo que ando insistiendo en amores imposibles, dañinos, manipuladores. Hace tiempo que me revuelco en el pasado cada vez que la soledad se asoma. Lo confieso me asusta estar sola. Pero hoy reconozco que me ha válido de mucho hacer esto, decidir y repensar lo que ya no quiero. No quiero amores porque prefiero compañía, no quiero nadie que juré amarme y me provoque ansiedad. No quiero hombres con complejo de reos que casi te obligan a perseguirlos, porque en el fondo disfrutan el celo y la persecución. No quiero un amor que genere dudas, ni inseguridad. Quiero un amor maduro que decida ayudarme a emprender sin sentir miedo de que mis éxitos le abrumen, que disfrute mis logros como sí fueran propios, que me apoye sin limitarme. Quiero un amor que desee compañía de alma no de cuerpo. Deseo un alma evolucionada que no necesite camas ajenas para sentirse hombre, ni noches con rostros diferentes para valorarme. Deseo un hombre que no tenga que prometer para cumplir. Ya no quiero un hombre del pasado, ni un amor con sabor a “ex” ya no quiero reciclajes, ni almas ajenas. Hoy me pongo a dieta de relaciones dañinas. Hoy decido sanar para volver amar. Para elegir amores que me merezca. Porque nunca es tarde si el corazón aún siente.

3 pensamientos en “A dieta: cero hombres carbohidratos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s