Paliativos…para el amor

Qué siente una mujer después de darse cuenta que le han sido infiel. Me quede muda. No sabía que solo una pregunta de menos de una línea podía revivir todo un escenario. No pude contestar hasta después de abrir los ojos con fuerza, tragar en seco y comenzar con un ¨bueno…muletilla que me permitió contestar. Hay detalles que tal vez no recuerde, pero les confieso que nunca me había preguntado que sentía y que llevaba por dentro desde aquel día. Después de muchos meses admito que retomando el tema hay cosas que no han sanado. No sé qué duele más si la infidelidad o los planes de futuro a los que se habían apostado. No sé qué causa más coraje si haber creído en alguien que no te merecía o si darte cuenta de que en esa elección no hay culpables. Seguir detrás de unos porqués que no existen, podría parecer una premisa difícil de aceptar. Hay una expresión que reduce el coraje que seguirás sintiendo, y es [lo que pudo ser]. Las mujeres construimos una historia por capítulos e imagine usted que sucede cuando la novela termina cuando apenas estaba en el clímax, sucede lo mismo que pasaría si usted fuera espectador, haría mil y una conjetura, pensaría en los posibles finales, se enojaría por como termino y hasta terminaría por momentos odiando aquel escritor que lo bajo de las nubes antes de tiempo. O terminaría un poco irritado con aquellas personas que estaban en el momento y no cumplieron su rol. En definitiva ese elenco de personas que están alrededor sufre tanto como usted. No soy experta en relaciones de pareja y mucho menos terapeuta, pero créanme nada tan difícil como encarar una separación y peor aún cómo explicarle a los hijos que ya no habrá un nosotros. Como comenzar a pensar en que papá tal vez ahora sea sustituido de alguna manera por un padrastro o en su defecto una madrastra. Como decirle a lo largo del tiempo, a todo el que no lo sabe, que esa relación termino. Las separaciones son difíciles, no están en ninguna de las materias de universidad. Nadie nos enseña a ser resilientes con la vida de pareja. Nadie piensa en el después. Y nos quedamos llenos de dudas, de incredulidad y con el alma adolorida para entregarla algún amor que tal vez este tan dolido como tú. Y así es donde me pregunto habrá paliativos para el dolor del amor, hay métodos preventivos para sufrir menos en las separaciones. Ahora estoy del lado contrario cuando mis amigas me hablan de separarse de sus parejas suelo repetir con frecuencia tal vez es más difícil ese estado que continuar e intentar salvar tu relación. Pero qué pasa si de salvar no se trata la vida, como intentas seguir en lo que no funciona, como vuelves a donde no se pudo, como siembras donde no se cosecho. Y así estoy en un camino de volver a sembrar de manera distinta. De abonar con un producto diferente. Con una sonrisa dispuesta, un corazón sereno y un cerebro para elegir bien, sin prisa y con la sintonía de tener a mi lado alguien que afine mis sentidos, que baile mí son y que provoque lo que provocan los amores servibles razón, respeto y amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s