El efecto Elástico

15-formas-diferentes-de-usar-o-elastico-de-latex

Si algunas vez has tenido un elástico en las manos habrás descubierto que si estiras se extiende y que si sueltas regresa al punto original. Si nos vamos al diccionario hablaríamos de un elemento que recobra su forma y extensión después de que haya cesado la acción o la fuerza que había alterado. No seré teórica, es un ejercicio que detesto. Llevo muchos años analizando y conociendo prototipos masculinos que me resultan curiosos, como este ejercicio que llamaré efecto elástico. Es un especie de juego que consiste en manipular las intenciones o emociones de otro de una manera peculiar; conoces esa persona, te gusta, para ser especifica te encanta, tu le gustas y hay códigos certeros de que hay una atracción real e intensa. De repente ese otro se aleja, No lee tus mensajes, un periodo de alejamiento que provoca ansiedad, dudas e incertidumbre. No conoces los motivos. Tampoco conoces quien ha provocado el distanciamiento. Analizas te ubicas en tu centro y comienzas a hacer tu vida normal, en español te importa un carajo lo que él haga con su vida. Ya no estás pendiente de si él se encuentra online, si llama si no llama, si se va por un hoyo. Y en poco tiempo vuelve otra vez el mismo circulo, el nota que no importa lo que hizo y vuelve a buscarte, palabras bonitas, encanto del pulpo: encanto y me marcho. Y así se mantiene un efecto cíclico y se convierte en costumbre. Es como una montaña rusa emocional. Cuando llegas me voy y cuando me voy regresas. Un juego maquiavélico, tal vez inconsciente, pero dañino. He conocido hombres expertos en el efecto elástico. Hay periodos donde se  acercan de manera física y emocional, la compenetración pareciera la de una pareja estable y de inmediato la curva desciende, el alejamiento se hace presente, es como decir no eres mi pareja, pero me acuesto contigo, no eres mi pareja pero emocionalmente cuento contigo, no soy tu pareja pero si te alejas te necesito. Y justo ahí comienza el regreso, a conquistar de nuevo, porque no quiere que te vayas. No sé si quien provoca este proceso lo haga por miedo, por no querer que le rompan el corazón o porque simplemente no sabe que busca, ni que necesita. Me pregunto a que juega quien hace uso del efecto elástico. A que se tiene miedo a: amar, acercarse demasiado, acostumbrarse. Esto es como prender tu vehículo sentarte e imitar que vas en movimiento, en cambio sigues parado, sin movimiento, perdiendo el tiempo, gastando combustible y jugando a que haces algo. Solo un juego sin reglas. Un simulacro, un intento que agota energía y que suele terminar cuando el otro hace maletas físicas o emocionales y la hoja cambia, para que sigas tu juego con alguien más que no sea yo. O en su defecto tù.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s