Soledad Vaginal

maitena

Hemos avanzado cuando hablamos de sexo. Las mujeres cada vez más exigimos buenos encuentros. Los malos amantes no perduran en el tiempo. Ya no basta que ese hombre sea buen compañero, si no existe una respuesta sexual satisfactoria quedara en poco tiempo descartado. Aunque debo aclarar que cuando un hombre nos gusta muchas veces nos conformamos con caricias del alma y no con un pene erecto, pero después que esa necesidad emocional está satisfecha nos queda la soledad vaginal esa que debe ser tan calmada y satisfecha como la emocional. Es un mito decir que el sexo es secundario para las mujeres. Es un error creer que la frecuencia o la intensidad sexual es determinada por un hombre. Tampoco es cierto que en un matrimonio el sexo se reduce por la cotidianidad. Siempre he sido muy sexual. Lo seré aunque no tenga encuentros sexuales, eso es parte de mi. Y así somos las mujeres ese hombre podrá tocarte una vez al mes, al año, o cuando se le ocurra y eso no quita que tu deseo sexual sea intenso y que resuelvas tu satisfacción con masturbación o un vibrador. Imagino que muchas de las mujeres que conoces tal vez no se atreverían a comprar un consolar, pero no creas tú que sea porque no se atreverían sino porque nos preguntamos que pasa si alguien lo encuentra , no cuento con el nivel de privacidad, me da vergüenza, pero en resumidas cuentas todas las que en algún momento no tenemos pareja nos encantaría tener un sustituto masculino aunque no de besos. Créanme que hay momentos en la vida de las solteras donde  no nos acordamos que necesitamos un varón. Hasta que llegan esos días previos al periodo donde el deseo sexual incrementa. Esos días donde las hormonas piden cuerpo desnudo y roces prohibidos. Días en los que me da la gana de estar con un hombre porque siento, porque estoy viva, porque soy mujer o porque me da la gana.

Soledad Vaginal debo admitir es un término que tomé prestado a mi colega HG y que me tomaré el atrevimiento de ampliar. Cuando comienzas a disfrutar la sexualidad dejando atrás la prisa de la adolescencia, cuando ya el sexo no se reduce a la rápidez,  comienzas a saber que es plenitud sexual. Te das cuenta que el sexo es vital en tu vida de pareja, que no importa qué tipo de relación tengas habrán días que desearas tener sexo, aunque estés sola. Y no sexo loco y con cualquiera. Quieres encuentros satisfactorios con responsabilidad, que en síntesis te deje satisfecha. Pero eso no lo brinda un encuentro de desnudo y vístete. Esa soledad vaginal va de la mano de un encuentro con un hombre que te hable al oído, que te acaricie, que sepa mirarte, prestarte atención, que sepa que si no conoce tus necesidades emocionales, no podrá sacarte un orgasmo; me gustan los acrónimos aquí te dejo uno, lo que pienso de esta palabra.

 

Observa su cara te dirá que está sintiendo

Roza su piel antes de desnudarte

Gasta tu furor antes de penetrar

Asume tu rol de hombre y no de macho

Saborea los segundos, la prisa mutila el placer

Mientras más lubricada este mas disfrute te brindara

Observa cómo queda su cara, será la respuesta a su placer

El éxito de un hombre con una mujer es conocer sus necesidades emocionales para poder calmar su soledad vaginal. Y si hay soledad vaginal teniendo un hombre al lado, lamento decirte que no es un hombre, es un macho.

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s