Ex Gorda

GORDAHoy alguien me pregunto que ha cambiado en ti después de perder peso.  Tal vez mi respuesta pudo ser me veo más bonita, le gusto más a los varones, recibo piropos a diario, pues No, la respuesta fue distinta, instintiva: ahora me quiero más,  no me regalo. No sé dónde las mujeres aprendemos el camino de dejarnos de querer, de abandonarnos, de regalarnos a cualquiera como si fueramos una funda desechable. Viví sobrepeso toda mi vida, aprendí a convivir con mis caderas anchas, con mis muslos prominentes y con mis kilos demás.  Pero hoy después de abandonar el sobrepeso he descubierto que lo que realmente se atrofia con la obesidad no es la belleza es nuestro amor por nosotros mismos, es ese valorarnos, cuidarnos, nos dejamos de querer mucho antes de que el otro se de cuenta. El problema no es que no te valoren, es que no te valoras, no es que no te amen, es que no te amas tú.  Detrás de muchos kilos se esconde el abandono, el amor que te dejaste de dar, el cuido que un día le diste a otro y no te lo diste tú. Así con el sobrepeso descubrí que la grasa es mala para el auto amor, porque es como una sombra que oculta el grandioso ser humano que hay después de la báscula,  de los atracones, de la ansiedad, de los sizes plus, es como si todo quedara relegado a una masa deforme que no es que nadie la quiera, es que ni tu mismo te quieres y los demás son un espejo de ti. Después de superar el sobrepeso aprendí la lección más importante “cuando dejas de quererte todos te obedecen”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s