Madre Soltera?

madre-soltera

Me ha tocado muchas veces decir adiós en una relación, siempre es difícil, pero no sé porque razón uno sale mejor después de superar el duelo, te llevas esas enseñanzas de que hiciste mal o bien, pero sobre todo se va creando un poder especial en una, esa actitud que tal vez es parte de la madurez, donde terminas observando más, manejando mejor las cosas y con sutil paciencia te vuelves observadora desde el banco del frente, es como si en cada relación te vieras mejorada, viendo esos fallos repetitivos de relaciones anteriores y así mismo vas cerrando todo aquello que se parece a lo que no funcionó.

Las mujeres hacemos emocionalmente nuestra cajita de herramientas, les cuento por ejemplo que tengo un detector de hombres mitómanos y manipuladores, tal vez porque he conocido tantos con estos males, que conozco al dedillo, su manipuleo. Así como aquellos que viven bajo la falda de mami, esos que andan detrás de la aprobación, esos me apestan.

 Así he ido aprendiendo que esa cajita sólo me sirve para detectar lo que no me interesa ; nadie que yo tenga que curar o darle terapia, con mi loquera natural me basta, no ando buscando un compañero a quien yo tenga que sanarle las herida o ayudar a salir de su inmadurez, ando esperando un hombre maduro y seguro de sí mismo, que sea compañero de ruta. Por esa misma razón hace tiempo aprendí a salir de relaciones aun queriendo, aprendí dignamente a cerrar cuando cualquier intento por seguir podía dañarme.

 Recuerdo un comentario de un amigo el día que le contaba de mi separación, me dijo con tono de burla que sentía mucho que yo me volviera madre soltera, como si se tratara de una enfermedad incurable, tal vez haya un montón de prejuicios con el tema de ser madre soltera, muchos asumen que es un estado medalaganario, por pura elección, incluso conozco de amigas casadas que hablan con términos despectivos cuando se refieren a este estatus. No elegí ser madre soltera, no es un estado cómodo ni disfrutable. Es una salida a un relación que no funcionó y que es mejor cerrar que exponer nuestros hijos al caos.

Crecí con la mejor paternidad que usted pueda imaginar. He gozado de tener el mejor padre del mundo, en todos los aspectos y cuando elegí el padre de mi hija, confieso que lo único que aspiraba era haber elegido bien, al menos quería que ese hombre aunque no fuera el mejor compañero, si fuera el mejor papá que ella pudiera tener, y créanme que fracasé peor de como usted pueda imaginar, pero así es la vida, uno elige y la vida decide. En cambio no me arrepiento de nada de lo que hecho en estas tres décadas. Aprendí que todo debe cerrarse cuando a usted se le agotan los aspectos positivos que van del lado derecho de la balanza. 

 A diario me enorgullece saber que toda madre tiene la astucia y la valentía de desafiar una paternidad tóxica o ausente, toda madre da en exceso siempre, creyendo que compensa el amor de papá, toda madre en el fondo quisiera hacer magia para explicarle a sus hijos porque papá no está y así estoy segura, que si usted conoce una madre soltera sabrá con certeza que hacemos magia, lo resolvemos todo, nunca decimos No hay, aunque eso nos cueste pedir, nunca desamparamos a nuestros hijos  aunque papá no está nosotras somos las que parimos, nosotras tenemos nueve meses con ese ser en el vientre y estoy segura de que hay padres extraordinarios que sienten como si hubiesen parido también, no todos son mal paridos, en cambio también estoy segura que hay muchas madres solteras que más que reconocerle la valentía con la que enfrentan ambos roles algunos se toman el tiempo de criticar un espacio que se desarrolla dignamente e incluso con la culpa de que los hijos siempre culpamos  a las madres cuando papá no está, hasta que la vida nos hace madres y descubrimos que  a veces él se ausenta porque no le da la gana de estar presente, porque no tiene el coraje de ejercer o porque simplemente su rol comienza con p, pero no de papá sino de patán.

Mis respeto para las que han demostrado que si se puede ser madre soltera dignamente, para esas que sabiendo que nunca ocuparan el espacio de él, lo hacen todo para que se sienta menos que él no quiere estar. y mis respetos para aquellos hombres que a pesar de separarse son buenos padres y saben distinguir entre un divorcio con una mujer y el divorcio de los hijos, esos merecen ser llamados papá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s