Un bueno o un malo?

Planteo una pregunta que tal vez tú me puedas contestar ¿Qué es mejor para una mujer un hombre que la haga sentir especial, que se interese por ella y su entorno o un hombre que no haga nada de eso, pero que la quiera y la respete ¿tienes una respuesta?

Yo te daré la respuesta colectiva, la que me dice mi instinto femenino, la que es repetitiva en las mujeres que conozco, sí queremos un buen hombre, pero también queremos uno que nos haga sentir vivas e importantes. El sí suele ser la primera opción.

Tal vez conoces mujeres magnificas que han terminado con tarados, infieles, mitómanos o con hombres maltratadores, eso no es inspirador, pero esconde un trasfondo de un machismo encantador, pero dañino. Qué tienen esos hombres que nos hacen elegirlos, esos que terminan manchando la historia, que tienen esos hijos de su madre, que aunque no sean la mejor elección nos hacen quererlos desmedidamente.

Como he tenido muchos malos amores hablaré por mi experiencia y por la de algunas amigas que me han dejado arroparme bajo sus historias. Esos hombres que usted y el colectivo llaman malos, esos machitos, son encantadores ante los elogios, viven pendientes de tus buenos días, de cómo estas, de tu entorno, de todo aquello que crees importante para ti, saben acariciar el oído de una forma sublime, se toman el tiempo de jugar emocionalmente con un déficit colectivo, queremos amor, aprobación y atención y eso los hombres malos lo saben hacer, eso es muy fácil para los manipuladores, conocen los hilos de la marioneta y la manejan a su antojo, y es por eso que muchas veces decimos y como esa mujer TAN…inteligente, preparada, bonita y mil cosas más terminó con ese pendejo.

 Le he dado la respuesta, los malos saben hacer lo que nos gusta, algunos buenos creen que eso no es importante. Y si cree usted que No, déjeme decirle que a todas nos encanta el trato exquisito, a todas nos gusta que nos digan maravillas al oído, todas queremos sentirnos vivas ante el encanto de un amor. No sé en este momento de mi vida si la verdad absoluta es quedarte con el bueno o con el malo, porque la fiesta depende de quién la baile, lo que si sé es que los varones deberían saber que hay un juego emocional que nos importa, que además de ser mujeres y jugar nuestros roles, emocionalmente necesitamos atención, mimos y permiso para sentirnos mujeres… Y si no me cree comparta este articulo con una mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s