Gracias, Sí a ti

La crianza debería incluir una clases donde te digan que la vida es aquí y ahora. Nos pasamos la adolescencia pensando en ese gran día, justo en los treinta cuando tengas todo lo que tus expectativas desean en esa edad, llegas a los treinta y descubres muchas veces no tienes aquello que pensaste tener en el albor de esos años. Así te quedas esperando cada nueva edad, cuarenta, cincuenta, sesenta, sin vivir, sólo sobreviviendo. O te quedas esperando para ser feliz el carro, la casa, el titulo, el máster, el nuevo trabajo, la nueva posición, un aumento, un marido, un divorcio…y sigues asignándole ser feliz a lo que no tienes.

 Vivimos con la queja a flor de piel y aspirando a un día que no sabemos si va  a llegar. No queremos arriesgarnos esperando que la suerte un día nos llegue y tal vez suerte es lo que hemos estado perdiendo por vivir en el pasado o en el futuro.

He perdido seres querido que amo con locura, amigos, compañeros de universidad, de colegio, conocidos y saben qué, todos ellos tenían sueños como yo, pensaban que la vida algún día los recompensaría por no haberle dado todo lo que querían, ellos también aspiraban a que Dios, el universo o la vida, un día le compensara sus luchas, penumbras o momentos difíciles, por alegría, abundancia o lo que fuera que los hiciera sentir que valió la pena todo, y saben que eso no llego nunca, la vida es aquí y ahora, con todo lo que eso incluye, como estas ahora es como tienes que estar, lo que esta pasando ahora es como tiene que pasar. A veces los porqués no existen, sólo los para qué.

He pasado momentos muy difíciles, y otros extraordinarios, pero en todos estos años donde hubo crisis emocionales, económicas, existenciales, ahí fue donde aprendí a levantarme, a ver mi talento en medio de la incertidumbre, a reconocer mis logros cuando esa sensación de fracaso te llega, a ver mis cualidades cuando crees que estas tocando fondo, amarme justo cuando menos creí merecerlo, a decirle cuanto amo a la gente cercana.

En este momento de mi vida he aprendido que lo único que nos hace felices es tener a quienes amamos cerca y en salud, todo lo demás es negociable, empleos, dinero.

Este escrito responde a decir gracias, gracias, gracias, a mis amigos del alma que en mis años difíciles han estado de forma incondicional, aquellos que nunca fueron amigos, pero que en las malas huyeron y me hicieron amar al doble a los que quedaron, gracias a tantas hermanas que la vida me ha acercado, ellas saben quiénes son, a mi comunidad de lectores que han seguido, silentes leyendo, incluso en esos años en que abandoné y que las musas no generaban ni una línea, a mis amores del pasado que tantas letras crearon, al hombre que amo en este momento que me ha devuelto los colores, a mi familia, ese grupo de personajes que amo con exageración, a mi hija que me ha hecho mejor mujer. Gracias a ti que te tomas el tiempo de leer mis letras. Mil gracias a los 619,458 visitantes que han entrado a mi página y se han hecho seguidores de www.instintofemenino.org

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s